No luches con tus emociones

¿Por qué no pruebas hoy a no luchar contra tus emociones negativas? Te parecerá algo imposible de hacer, pero es la mejor manera para que dejen de estorbarte y de angustiarte tanto.

Admitir que están ahí porque están cumpliendo una función, “tirándonos de la manga” para que afrontemos o solucionemos cosas pendientes que estamos ignorando o negando. Dejarlas que estén ahí, intentando comprender a qué son debidas, pero sin permitir que bloqueen lo que necesitamos hacer o sentir en ese momento para actuar de manera eficaz y sana.

Sólo así podremos sentirnos regulados y estables, mientras vamos poniendo solución.

No es fácil de hacer al principio, pero poco a poco te podrás sentir más capaz de sostenerlo. Es importante que las identifiques y las reconozcas, y que las dejes estar, pero poniendo el límite.

Síguenos

Leave Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *