Seguro que quieres ser una madre suficientemente buena

Y para conseguirlo, es necesario que puedas ilusionarte desde el primer momento de tu embarazo, y sentirte preparada para poder serlo. Vas a necesitar poder vincular con tu hijo, sintonizar con lo que exprese y necesite, poder cubrir sus necesidades sabiendo interpretar sus gestos y comportamientos, sin que nada de ello te produzca una ansiedad