Tu cuerpo puede sentirse mejor si tú estás bien.

Muchas veces las manifestaciones sintomáticas a nivel corporal, que todos podemos sufrir todos los días, se convierten en algo normalizado para nosotros, precisamente porque ya son una constante en nuestra vida.

Nos acostumbramos a sentirnos mal, y nos medicamos para sentirnos algo mejor, sin tener en cuenta que, esos síntomas, no son más que llamadas de socorro de nuestro cuerpo, que nos tira de la manga, porque está cargando con un peso que tendría que estar solucionándose a otro nivel, más emocional.

Dolores de cabeza, de tripa, de estómago, musculares, cansancio, falta de energía… podemos disminuir su intensidad y/o su frecuencia de aparición, eliminando la causa que realmente está cargando nuestro sistema nervioso, y que es la que altera todo el funcionamiento en el eje neuro-hipofiso-adrenal-inmunitario.

Con la intervención integradora y la estimulación bilateral como aliada en el proceso, conseguiremos juntos que puedas sentirte mucho mejor, con mucha más energía y posibilidad en tus funciones a diario, y te aseguro que tu cuerpo agradecerá volver a recuperar su posibilidad.

Tanto si tu sintomatología es leve o moderada pero crónica, como si ya te han diagnosticado o sufres algún tipo de enfermedad o cuadro de tipo muscular, intestinal, o dermatológico, no dejes de darte la oportunidad de mejorar tu calidad de vida en lo que se refiere a tu salud. ¿Qué puede hacer más importante?. Te dejo un link a un short video en mi canal de YouTube acerca de esto.

https://youtu.be/Nb0MHr0xYCU